Tuesday, February 1, 2011

Un tipo de sol


Como padre, la primera experiencia de imaginar a tu hijo con tal o cual prenda es algo indescriptible hasta para el más escéptico de los escépticos en cuestiones de paternidad. Y es especial porque por primera vez eliges "para él", sin despegarte demasiado de tus gustos.

Mi favorita es la playerita de E.T. y la de "Lock up your daughters". Ambas de prenda doble e increíbles, para edades de 6 y 9 meses, respectivamente. Hemos pensado su madre y yo que nuestro astronauta ha de lucir picarón en dichas playeritas, las cuales se confunden entre las varias que adquirimos durante el fin de semana que pasamos en San Diego, cobijados por Paola, Lourdes, don Tito, Fer y toda una pandilla de excepcionales personas cuyo principal distintivo es una sonrisa de 24 horas.

Mi mujer tiene otras favoritas e, incluso, se ha atrevido a comprar un traje para la primera Navidad del astronauta. Todo calculado para cada momento que atraviese el bebé cuando vaya creciendo. A este placer indoor se suma el sol de San Diego, porque estoy convencido que Dios le asignó a esta ciudad un tipo de sol único. Y la brisa y el viento y las calles del centro y el olor a mar....

Pero de Tijuana digo que tiene los mejores churros del mundo (los venden a pocos metros de llegar a Estados Unidos, en la línea de la garita por el equivalente a 23 pesos), además de unos inolvidables tacos de asada y una lonja de pescado que con indiscutible sabiduría culinaria me recomendó exitosamente Tito.

Un viaje redondo para nosotros, culichi y chilango, que detonamos la idea hace tiempo, pensando única y exclusivamente en nuestro astronauta, quien, primero Dios, nos obsequiará el primer balbuceo en mayo.

Estas imágenes, estas sonrisas que dibujamos casi a cada momento acompañados de quienes nos recibieron y nos pasearon con afecto, cuidado, preocupación y desprendimiento, han edificado un final de enero fantástico. Lo que se llevaron los ladrones pocas horas antes de regresar a México no mancha el concepto de la felicidad y la vida en familia, como ahora llamo a mi muy afortunada vida.

Ya lo dijo don Tito antes de darnos una muy cálida despedida en la que tuvo a bien comprarme una botella de vodka: "Éxito en su empresa como padres y la tarea es simple... sean felices".

Y la felicidad no se lleva en camionetas ni maletas. Cabe en el equipaje de mano.

15 comments:

MAJO said...

Me dejaste sin palabras:)

El Ernie said...

Para ser feliz hay que tener un talento que pocos tienen, entre ellos tú: La capacidad de que no importa lo que nos pase te queda claro que siempre las cosas buenas le ganan a las malas.

Abrazo grande...

Pam said...

Experiencias que le contarán al pequeño que está por llegar, sólo eso. Lo importante es que están juntos...

El dueño de la fabrica said...

Eres admirable. Tm

Flais said...

No sirve de consuelo pero piensa que además esto les dejará como familia algo mucho mejor, así llegará sin que te des cuenta y bueeno, por experiencia puedo decirte que los enanos de ahora vienen con una fábrica diferente y las prendas les quedan menos tiempo del que uno cree.
Un fuerte abrazo.

Alexati Piaggi said...

Que bonito que veas la felicidad de esa forma tan simple, yo siempre trato de hacerlo como tu y como todos en nuestra familia

Te amo hermano! muchiiiisimo!

PRiNcEsS jAnNe said...

Amor, realmente admiro tu forma de ver las cosas.

Sin duda un gran viaje, unos anfitriones de primera, excelente compañía... y gran shopping, pero me cuesta tomar lo sucedido como tú... y aunque sé que el mayor regalo y tesoro que tenemos aún está en mi vientre, no puedo dejar de sentir coraje, impotencia y tristeza!!! No entiendo por qué hay gente así... y por qué nos tocó a nosotros :(

En fin, hoy sólo agradezco que los tres estemos bien... Te amo mucho!!! Te amamos

PRiNcEsS jAnNe said...

P.D. ¡que feo es el rancho!

Pao said...

La vida cobra al doble, la vida recompensa al triple.

Fren said...

El final es lo mejor.

Erika histÉrica said...

Paola + 1000

Anonymous said...

¡Tu blog y el superbowl! Lo mejor de la semana.

ceci said...

Karma, acuerdate de mí, karma

ANDREA said...

No se preocupen, lo mas importante de esto es que ustedes se encuentran bien. los 3

Anonymous said...

so poignant and sad, but so typically your magic